Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Val Thorens incorpora el primer bus autónomo en una estación de esquí

Con capacidad para 15 pasajeros, 'Berto' transportará a esquiadores, trabajadores o cualquier persona que lo necesite, por todo el complejo invernal de forma gratuita, y además al ser eléctrico, con cero emisiones. Es la primera vez en el mundo que se ha podido incorporar un vehículo así en una estación de esquí. Val Thorens estuvo probando este pequeño bus los pasados meses de febrero y marzo, y tras someterlo a las pruebas más exhaustivas, ha decidido quedárselo después de las respuestas satisfactorias.

 

El pequeño bus sin conductor, está equipado con una 12 sensores de última tecnología, 4 cámaras de video, y GPS tanto para guiarse por las calles como para sortear las diferentes 'trampas' que se le presentan espontáneamente, como el paso de peatones (al que le tocarán el claxon para advertir), el cruce de algún vehículo especial, así como algún obstáculo en la calle. En casos extremos, si el vehículo no encuentra lugar para moverse porque algo se lo impide, se queda a tres metros de distancia y espera a que algún operario lo solucione. En circunstancias normales, puede circular a un máximo de 25km/h.

 

 

Berto ha sido diseñado y construido por la empres francesa Navya, quien ha sabido adaptar el vehículo a circunstancias excepcionales como son las calles de Val Thorens a 2.300 metros de altura, donde la nieve hace acto de presencia durante el invierno, y la calzada puede presentar zonas con hielo.

 

Por eso una de las características que lo diferencia de los Berto de otras ciudades, es que en este caso tiene tracción en las cuatro ruedas, neumáticos de invierno, además de otros con clavos por si la situación se pone más fea. Porque la intención es ofrecer este servicio gratuito todos los días, haga la meteorología que sea.

 

Los responsables de la estación francesa aseguraron que era un deber de Val Thorens ser los primeros en probar e incorporar este tipo de vehículos en un entorno de alta montaña con nieve. Y es que fueron ellos los primeros los que en 1990 instalaron el primer Funitel del mundo y en 2007 instalaron un teleférico sin conductor en las cabinas, totalmente automatizadas.

 

El objetivo es en un futuro ir sustituyendo los buses tradicionales por estos eléctricos sin conductor. De momento Berto hará un recorrido de nueve paradas. Este invierno, el primero en su totalidad, tendrá un técnico dentro por si se tuviese que tomar los mandos manualmente, además de mantener una relación cercana con los pasajeros, algo esencial según la estación. No obstante es de suponer que la intención es que en un futuro cuando la gente esté más familiarizada, esta red de vehículos autónomos circulen sin técnicos ni operarios dentro...

 

Buscador de ofertas
El 98% volvería a reservar con Esquiades.com 100 0