Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

El telesilla del Coll de Pal en La Molina ya está prácticamente listo

Esta semana han finalizado las obras de instalación del telesilla Coll de Pal en la estación de esquí La Molina. A pesar de cumplir con todos los trámites burocráticos y medioambientales pertinentes, la obra ha sido denunciada ante la Comisión Europea por la plataforma Salvem el Coll de Pal.

 

Salvem el Coll de Pal denuncia el proyecto del telesilla del Coll de Pal en la Unión Europea. Las obras, sin embargo, han quedado terminadas esta semana y estaban autorizadas desde 2008. A pesar de que cumplen con los requisitos y el visto bueno de la comisión de seguimiento medioambiental -con miembros de los ayuntamientos afectados, la estación de esquí, el parque natural, Diputación de Barcelona y Departamento de Territorio y Sostenibilidad- la citada entidad, de sensibilidad ecologista, las ha denunciado a la Comisión Europea.

 

Desde la estación de La Molina, su director, Xavier Perpinyà, en declaraciones a la ACN (Agència Catalana de Notícies) ha dejado claro que la actuación realizada era la que ya estaba prevista. Lo cierto es que las obras ahora denunciadas se iniciaron en 2010 y ese mismo año, a consecuencia de la crisi económica del momento, quedaron paralizadas.

 

Perpinyà ha explicado que para terminar la estación de retorno del telesilla ha habido un movimiento de tierras, que además facilitará las obras del futuro aparcamiento, promovido por el Ayuntamiento de Bagà, y que se ha hecho una zanja de unos 800 metros cúbicos. El director de La Molina destaca que, a diferencia de lo que dicen los opositores, la obra del telesilla no supondrá en ningún caso un incremento del dominio esquiable.

 

El portavoz de Salvem el Coll de Pal, Ferran Canudas, aseguró que se ha construido una zanja realizada no prevista y que por ese motivo se han presentado una instancia al Ayuntamiento de Bagà. La entidad, explica Canudas, también ha denunciado el proyecto ante la Comisión Europea ya que, según afirman, hay incumplimiento de dos directivas de Evaluación de Impacto Ambiental. Alegan que se está actuando en la zona fraccionando los proyectos y, por tanto, se están realizando estudios de impactos ambientales individuales y en ningún caso contemplando el daño global que puede sufrir la zona.

 

Aparte del aparcamiento que promueve el Ayuntamiento de Bagà, los proyectos iniciales también contemplan terminar un edificio de servicios de dos plantas muy cercano al telesilla, también paralizado en 2010, y la construcción de una balsa de agua destinada al abastecimiento de la red de cañones de nieve de las pistas.

 

 

Buscador de ofertas
El 98% volvería a reservar con Esquiades.com 100 0