Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.
Ofertas y destinos de esquí
Selecciona la estación de esquí
Entrada
Salida

Grandvalira busca acuerdo para ampliar pistas de esquí al Pic de Maià

Las estaciones de esquí de Andorra también van a pedir compensaciones por las pérdidas que le ocasionó la limitación de movimientos del COVID. A principios de este mes se dio a conocer que la empresa que gestiona el Túnel d'Envalira vio aprobada su petición para ampliar la concesión durante ocho años más y ahora las distintas sociedades que gestionan Grandvalira podrían querer una fórmula similar.

 

Ski Andorra (la asociación de empresas de remontes del país) se está encargando de estudiar esta petición y está evaluando si es viable pedir una ampliación de las concesiones de los terrenos públicos que ocupan para compensar las pérdidas acumuladas durante la pandemia.

 

Uno de los objetivos principales que se busca con esta ampliación es poder asegurar las inversiones que se tenga previstas. Saetde hace tiempo que busca un nuevo acuerdo, ya que las inversiones que tiene previstas no las podría amortizar en los 17 años que le quedan de contrato para seguir explotando las montañas donde están sus pistas y remontes, que son de titularidad pública.

 

Según sus cálculos, son precisamente otros 17 años los que necesitarán para compensar las pérdidas ocasionadas por la pandemia del COVID. Y así tiene la intención de exponerlo a los responsables políticos de la parroquia de Encamp.

 

Según una disposición adicional que se añadió en el presupuesto del Gobierno de Andorra de 2022 hace unas semanas, las empresas pueden pedir una ampliación de sus concesiones, siempre y cuando no superen el 20% del total acordado en su día. En el caso de Saetde tiene un arrendamiento firmado por 70 años, así que el 20% son esos 14 que están pidiendo.

 

De momento, solo Saetde ha pedido una ampliación de la concesión como compensación por la pandemia del COVID. El resto de sociedades como son Ensisa (Soldeu-el Tarter), Secnoa (Ordino Arcalís) y Setap365 (Pal-Arinsal) aún no se han pronunciado.

 

Si se le concede esta extensión de 14 años, a SAETDE le quedará por delante 28 años para seguir explotando esas montañas. Pero la empresa está tratando de negociar un nuevo contrato por 50 años. Un tiempo suficiente como para acometer varias inversiones sin riesgo a no amortizarlas, como es el caso de una ampliación de sus pistas de esquí hacia el Pic de Maià (2.615 metros).

 

Se trata de una cima situada al otro lado del Port d'Envalira de donde están actualmente las pistas del Pas de la Casa y Grau Roig, muy usada por los amantes del freeride por la suavidad de sus laderas.

 

Si se le concede esta extensión del contrato, Saetde se compromete a ceder terrenos en Pessons para que se pueda hacer un Parque Natural.

 

La ampliación del dominio esquiable en el Pic de Maia sería considerable, ya que según ha informado la cònsol major de Encamp, Laura Mas, son terrenos que tienen una extensión de 2.632 hectáreas, es decir, lo que ocupa actualmente grandes estaciones de esquí en los Pirineos como Baqueira Beret, Formigal o la propia estación de esquí de Grandvalira.

 

Esos terrenos hace años que están destinados a crear una nueva estación de esquí. Para hacerlo se deberá presentar una propuesta al Comu de Encamp y cuyo dos meses. Si la parroquia decidiera otorgar la concesión a otra empresa, Saetde, que es quien tiene los derechos durante 17 años, debería cobrar una cláusula de rescisión de contrato de 100 millones de euros.

 

Así que la empresa, que quisiese construir una nueva estación de esquí en Andorra en esos terrenos, debería antes pagar esos 100 millones para compensar los 17 años que le queda de contrato a Saetde.