Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Grandvalira encara la recta final de la mejor temporada de nieve del siglo XXI

La temporada 2012-2013 está siendo inmejorable: no veíamos estas condiciones desde el año 1996 y la única que se les había acercado había sido la de 2004-2005. Desde noviembre y hasta ahora, Grandvalira lleva acumulados 7,32m de nieve. Esta cifra se ve sólo superada por los 7,50m que se acumularon durante 1996.


Pero no sólo hay que tener en cuenta este factor. Uno de los principales motivos que ha garantizado la nieve polvo durante la temporada ha sido la regularidad de las nevadas, constantes durante todo el invierno. Si tomamos en consideración las cifras de nieve acumulada por meses, podemos observar como ha nevado 63 días entre noviembre y marzo. Estos datos han sido recogidos por técnicos de Grandvalira, en este caso, por el equipo de pisters en su informe diario.


La temporada apuntaba maneras desde un inicio. Ya en el mes de noviembre se acumularon 40 centímetros de nieve con precipitaciones justo antes del Puente de la Purísima. Esto garantizó un inicio de temporada excepcional y poder ofrecer a los esquiadores un dominio esquiable en condiciones favorables desde el primer día.


Sin nieve de cañón desde el 20 de enero
Otro dato significativo que pone de manifiesto el alcance de las nevadas es la fabricación de nieve de cañón. La red de innivación se detuvo el pasado 20 de enero y desde entonces, no ha habido necesidad de poner en funcionamiento los cañones. En volúmenes de nieve de cultivo, la producción ha sido de casi un 35 por ciento inferior a la de la temporada 2011-2012. Esto, a efectos prácticos, significa que no sólo ha habido más nieve este año, sino que el hecho de que ésta sea natural la hace de una calidad superior.

Buscador de ofertas
El 98% volvería a reservar con Esquiades.com 100 0