Baqueira Beret quiere renovar la cafetería de la cota 2.200

La cafetería de la cota 2.200 de la estación de esquí Baqueira Beret va a ser demolida casi por entera para dar paso a un nuevo edificio más moderno con mejores accesos y una terraza más amplia. La estación ya ha solicitado todos los permisos para empezar con los trabajos. De esta manera se renovaría el último de los principales puntos de restauración que le queda tras las mejores de la pasada temporada en la Cafetería del Bosc en la cota 1.800.

 

Este edificio, que alberga actualmente una zona de cafeteria y self-service con terraza, se construyó en los '70 como terminal de salida de un remonte. En la planta baja estaba la zona de cafetería, mientras que en el segundo piso se creó una zona de restauración. Más tarde cuando el aparato se desmanteló en los '90, se volvió a hacer una remodelación y la zona de bar se reubicó en la planta superior creando al mismo tiempo una terraza.

 

Ahora el proyecto incluye la demolición parcial de este edificio característico por sus paredes de chapa gris, y la reconstrucción de las terrazas exteriores, donde se colocará un parasol ligero bajo el que habrá una zona de bar, al estilo del que ya tiene en la zona de Blanhiblar.

 

Con la reforma se aprovechará para hacer un cambio de lo baños del local, así como la mejora de los accesos para todo tipo de esquiadores. En esa zona irá una zona de vestíbulo con una pequeña terraza de madera.

 

Potenciar la zona de terraza


La renovación busca también una reducción de ocupación del suelo recolocando la terraza en la cubierta del edificio. De esta manera no solo se libera espacio en tierra, sino que se ofrece un espacio panorámico con vistas a 360º. Con todo, esta zona de restauración exterior ocupará 573m2. Por su parte la zona interior será ahora de 435 m2 contando zona de comidas, servicios, etc...

 

La terraza con suelo de madera, incluye también un parasol de 12 metros de diámetro encargado a una empresa austriaca especializada en este tipo de equipamientos para estaciones de esquí. El techo será de tela, pero las paredes de vidrio, todo ello replegable para los días de sol.

 

El proyecto ya tiene el informe favorable del Ayuntamiento de Naut Aran y las obras deberían comenzar este mismo verano para inaugurar la próxima temporada.

 

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación, realizar estadísticas y tus preferencias. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.