Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Sierra Nevada, primera estación a nivel nacional que contar con un perro adiestrado en rescate en avalanchas

Thor, el pastor belga malonois, ha completado hoy su primer adiestramiento en la nieve. El departamento de pistas de Sierra Nevada será el primero de las estaciones españolas en contar con un perro entre sus efectivos para localizar a personas sepultadas por una avalancha de nieve. 

Desde diciembre Thor está en la estación, aclimatándose a las condiciones de nieve y frío y siendo adiestrado en búsqueda de personas en nieve, y hoy ha acabado su periodo de adiestramiento. Este proceso es muy laborioso.

Durante la semana pasada se desplazó hasta Sierra Nevada Iván Muñoz, el experto adiestrador de perros guía canino de los bomberos de la comunidad de Ribagorza en Huesca. Junto a Ricardo Bonal, dueño de Thor, concluyeron el periodo de rescate simulado de una persona sepultada en la nieve.

"Los resultados han sido más que satisfactorios; el siguiente paso será la búsqueda de varias personas enterradas por un alud". Ivan Muñoz ha resaltado las capacidades de Thor, un perro pastor belga malinois, "por la energía, la fuerza y la capacidad de adaptación al frío y la nieve que tiene esta raza, capaz de aguantar condiciones extremas y largas jornadas de búsqueda".

El adiestramiento completo del perro durará dos años y el guía seguirá un programa de visitas a Huesca y a Sierra Nevada para ir cumpliendo objetivos. Ricardo Bonal, cree que al final de la temporada que viene, y si el adiestramiento va como está previsto, el perro estará preparado con las máximas garantías. Thor será el primer perro en una estación de esquí española que cumpla este cometido.

Bonal, miembro del equipo de pistas y propietario de Thor, lleva desde mayo del 2013 trabajando con su pastor belga malinois para que forme parte de los efectivos de rescate. Ricardo fraguó esta idea tras visitar algunas estaciones francesas para ver como trabajaban los perros en estas circunstancias.

Después contactó con la unidad canina de la Guardia Civil y ellos le asesoraron para adquirir un perro que tuviera las características necesarias para actuar en rescates de supervivientes. Ricardo se hizo con Tor, un perro pastor belga malinois, que con seis meses comenzó su proceso de sociabilización y adaptación al medio -la nieve-, subió en medios mecánicos, paseó entre esquiadores y se adaptó a viajar en maquinas pisapistas y motos de nieve.

Por su parte, el equipo de pistas de Sierra Nevada se está preparando para ser más eficiente en caso de peligro de aludes. Para ello varios pisteros de la estación han realizado un curso de artificieros de avalanchas para provocarlas en caso de exceso de nieve en algunas zonas de pistas y así poder evitarlos. 
Buscador de ofertas
El 98% volvería a reservar con Esquiades.com 100 0