Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

¡Grandvalira tiene montaña rusa! Conoce el Magic Gliss

Grandvalira estrena una nueva atracción para complementar la oferta de esquí familiar, en el Mon(t) Magic Family Park en el sector de Canillo. La atracción se conoce como Magic Gliss, un tobogán que desciende a lo largo de 555 metros y que, una vez finalizado el descenso, remonta durante 180 metros. Asimismo, la vagoneta permite controlar al que conduce la velocidad a través de un freno manual.

 

Esta atracción se ha propuesto como alternativa al esquí pero no solo está pensada para el invierno, los visitantes también la podrán disfrutar en verano. De hecho, se prevé un gran grosor de visitantes para verano.

 

El tobogán Magic Gliss es apto a partir de los 3 años de edad, aunque los niños de hasta 8 años deben ir acompañados de un adulto. A partir de esa edad o del 1,30 m se puede bajar por el tobogán sin acompañante.

 

El acceso se puede hacer por pista o a pie, después de subir el telecabina de Canillo.

 

820839-Magic-Gliss-de-Grandvalira_tn1200x

 

El tobogán líder en seguridad

 

El Magic Gliss ha supuesto una inversión de un millón de euros y destaca por incorporar las últimas innovaciones en seguridad dentro de esta tipología de toboganes. Se ha incorporado un cinturón que solo se puede abrir si la atracción llega a su fin; asimismo, el operador situado en el punto de inicio tiene total visibilidad de toda la atracción para controlar que todo funcione correctamente. Y cuenta con la garantía de que puede circular a pesar del frío y el hielo.

 

¿Cómo sube el tobogán? Cuenta con un sistema de auto retención magnética de la vagoneta y grabados antideslizantes en las vías.

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Grandvalira Andorra (@grandvalira) el

Buscador de ofertas
El 98% volvería a reservar con Esquiades.com 100 0