• Atención al cliente 902 09 16 09
  • De lunes a domingo de 9:00h a 21:30h

El esquí en Aragón: una experiencia fuera de serie

Destinos de esquí

Aragón también es nieve. Así lo avalan los más de un millón esquiadores que, la temporada 2016-2017, visitaron la comunidad y disfrutaron de los 350 km esquiables que ofrecen sus valles. ¿Fuiste uno de ellos?

 

Sea como sea, desde Esquiades.com vamos a explicar por qué hacer esquí en Aragón es una buenísima idea. Y, cómo no, analizaremos todas las opciones posibles: Astún, Candanchú y las tres estaciones del Grupo Aramón (Cerler, Formigal y Panticosa). ¡Empecemos!

 

PORTADA ESTACIONES ARAGÓN

 


 

Candanchú y Astún (Valle del Aragón)

 

Esquiar en Candanchú

 

El valle del Aragón juega con ventaja: su entorno natural aúna belleza y posibilidades como pocos en todo el Pirineo. Pero no basta con tener esos atractivos, también hay que saber gestionarlos con propuestas que convenzan, como a nosotros nos convence estación de esquí de Candanchú.

 

candanchú

 

Inaugurada a finales de los años veinte, se trata de uno de los complejos invernales decanos de España, pionero del esquí alpino. A pesar de que no es una de las estaciones más extensas, actualmente puede presumir de su carácter familiar y una amplia oferta de servicios. Prueba de ello es su gran zona de esquí para principiantes, llamada Tobazo Bajo, que además goza de una buena ubicación, resguardada de los fuertes vientos.

 

Aun así, también cuenta con pistas negras, rojas e increíbles itinerarios freeride, como el Tubo de la Zapatilla y la Loma Verde, indicados sólo para esquiadores expertos. Además, no te faltará de nada: tendrás buena restauración y oferta hotelera tanto en la misma estación como en las poblaciones vecinas, destacando la capital de la comarca, Jaca.

 

 

Esquiar en Astún

 

Pequeña pero intensa. Astún seduce a todo aquel que la pisa. Su situación privilegiada, en un valle transversal al eje pirenaico y bien protegido de las corrientes de viento, le garantiza sol y la existencia de nieve casi desde el principio y hasta el final de cada temporada de esquí.

 

¿Y sabes lo mejor de todo? Es la última de las estaciones aragonesas en contar con un núcleo residencial (en el que confluyen sus pistas) y servicios de restauración. Además, si lo tuyo es surfear en la nieve, te encantará saber que Astún tiene un espacio exclusivo dedicado a la práctica del snowboard y del freestyle. Pinta muy bien.

 

Astún

Astún, una estación familiar e idónea para los que no se orientan en la montaña, ya que siempre se termina llegando al mismo punto de partida

 

Formigal y Panticosa (Valle de Tena)

 

Esquiar en Formigal-Panticosa

 

¿Puede haber un plan mejor que combinar unas horas de esquí con un gin-tonic servido en la propia estación y rodeado de esquiadores con ganas de pasarlo bien? Todo esto y mucho más es posible en la estación de esquí de Formigal. Si hay algo que la caracteriza, es su ambiente, tanto en las pistas como en el après-ski.

 

En el segundo caso, no podemos olvidarnos de Marchica, el mejor sitio a donde ir después de esquiar en Formigal. Cada año, el éxito de este local après-ski aumenta sorprendentemente y no es de extrañar: DJ internacionales, conciertos de grupos y fiestas temáticas sólo algunos de los eventos que acoge Marchica.

 

Marchica

Marchica es un fenómeno que no deja de sorprender

 

Sin embargo, Formigal también puede enorgullecerse de sus más de de 137 km esquiables, con nada menos que 38 pistas negras y 33 rojas, además de 19 azules y 7 verdes.

 

Asimismo, debes tener en cuenta que, adquiriendo nuestros paquetes de hotel más forfait en Formigal, también podrás esquiar en los seis valles que componen el dominio Formigal-Panticosa, estaciones que además están un unidas con un autobús que conecta con ambas durante la jornada de esquí. ¿Te apuntas?

 

aramón

 

Cerler (valle de Benasque)

 

Esquiar en Cerler

 

Enclavada al norte de la provincia de Huesca, Cerler es la segunda estación de esquí más alta del Pirineo aragonés y está situada en pleno valle de Benasque. Sus pistas de esquí tienen el reconocimiento del sector gracias a sus increíbles desniveles y a la sequedad del aire, lo que le proporciona unas condiciones idóneas para la práctica de deportes blancos.

 

Cerler, cota 2000

Cerler: la nieve en familia

 

Por si esto fuera poco, ¿sabías que Cerler cuenta con el descenso esquiable más largo de España? 9 km seguidos y aptos tanto para esquiadores de nivel medio como para el público familiar. El recorrido arranca en la parte más alta de la estación, a 2.630 m, y termina junto a la cafetería Remáscaro, en la cota 1.500. ¡Te encantará!

 

Cerler, además, ha sido elegida como el mejor centro de esquí del país. Y lo ha hecho por cuarto año consecutivos, en la ceremonia de los World Ski Awards.

 

Javalambre y Valdelinares (Sistema Ibérico turolense)

 

Esquiar en Javalambre y Valdelinares

 

Nos atrevemos a decir que Javalambre y Valdelinares, en Teruel, son las estaciones más fáciles de España. Y en el mejor de los sentidos. Ambos complejos suman un total de 28 km esquiables en los que no hay una sola pista negra y las rojas se pueden contar con los dedos de una mano.

 

 

El resto son azules y verdes. O lo que es lo mismo, el sueño de todo aficionado que empieza a dar sus primeros pasos por la nieve. ¿Eres tú? En ese caso, deberías plantearte esquiar en Javalambre y Valdelinares: las dos estaciones de esquí de Teruel, separadas por apenas 70 km, te sorprenderán. Palabra de esquiadores.

 

Como ves, las opciones para esquiar en el Pirineo aragonés y en Teruel son muy completas. ¿Cuál elegirías tú?

El esquí en Aragón: una experiencia fuera de serie
5 estrellas 9 votos
Por

Deja tu comentario