• Atención al cliente 902 09 16 09
  • De lunes a domingo de 9:00h a 21:30h

El après-ski: la fiesta después de esquiar

Curiosidades · Destinos de esquí

En una estación de esquí se pueden hacer muchas cosas. Los complejos invernales son conscientes de ello y refuerzan, cada vez más, su apuesta por el après-ski, término francés que significa ‘después de esquiar’. Se refiere al conjunto de actividades que los usuarios pueden hacer cuando han terminado su jornada en la nieve.

 

Existen alternativas al esquí o al snowboard, de eso no cabe duda, y son varias las estaciones que temporada tras temporada se reinventan y ofrecen algo más que pistas y remontes. ¿Quieres saber en qué consiste su oferta y actividades?

 


 

Marchica, una experiencia única

 

¿Hay algo mejor que combinar el esquí con una copa servida en pistas? En la zona de Sextas, la estación de esquí de Aramón Aramón Formigal esconde una de sus joyas en lo que a ocio se refiere: hablamos ni más ni menos que de Marchica. Un local que reúne, a partir de las 15:00 h, a los esquiadores que ya lo han dado todo sobre la nieve y quieren pasar un buen rato sin quitarse las botas ni el traje.

 

apres ski marchica

 

Es una de las opciones más simpáticas de après-ski en el Pirineo aragonés. De entrada, por su ubicación a pie de pistas y por el buen rollo que desprende el lugar (posee una terraza inspirada en los bares de los Alpes, con una tematización muy cuidada y cálida). Y también, porque ofrece una amplia batería de actividades en una sala de fiestas por la que cada semana pasan reconocidos músicos y Dj del panorama nacional e internacional.

 

Si te gusta esquiar, pasarlo bien y quieres descubrir una buena propuesta de après-ski, Marchica es una cita obligada que te dejará boquiabierto.

 

El après-ski en Grandvalira

 

Pasamos de la marcha a algo más tranquilidad. Hay días para todo y el relax también es importante. Así que si optas por esquiar en Andorra, una buena opción es visitar Caldea y acceder a su relajante oferta termal. Allí te esperan piscinas interiores y exteriores, tazas de hidromasaje, tratamientos que dejarán como nuevo y una oferta gastronómica de calidad.

 

Pero volvamos a la marcha. El après-ski en Grandvalira es casi tan importante como el esquí y uno de sus puntos de referencia es el restaurante l’Abarset. Una gran terraza, ambiente de lo más animado y música lo convierten en la joya de la corona. Abierto desde las 17:00, este local renueva constantemente su programación con contenidos que alternan música en directo y sesiones con DJ de calado internacional.

 

abarset_inauguracio_2016-201792

 

DJ Coco, Miqui Puig, Pin y Pon Djs (Primavera Sound) han sido, entre otros, los encargados de calentar las gélidas noches de invierno en la estación andorrana, con ritmos que van desde el deep house y la música electrónica hasta el pop y el rock.

 

Gastronomía (y mucha fiesta) en Sierra Nevada

 

La estación granadina también cuenta con un amplio abanico de actividades cuando la tarde cae y las luces se apagan. Es el caso de Pradollano, una localidad que ofrece infinitas opciones para pasarlo en grande después del esquí en Sierra Nevada.

 

Si tu bolsillo lo permite, no te lo pienses dos veces y tómate una copa en la terraza de El Lodge, con una mantita y la chimenea resguardándote del frío. Es lo más parecido a estar en la gloria. Tu manta y el fuego te protegerán del frío mientras disfrutas de una puesta de sol al alcance de muy pocos.

 

sierra-nevada-prado-llano780

 

Otro de los bares en Sierra Nevada de visita obligada es El Cartujano, situado en plena plaza de Pradollano. Este restaurante conquista por su comida hogareña (muy granadina) y ciertos detalles que te harán sentir como en casa. Basta con decir que uno de sus platos estrella son las típicas migas andaluzas. ¡Riquísimas!

 

Así que ya lo tenemos: cañas, tapas, cenita… y copas si la noche se alarga. Sí, Sierra Nevada es famosa por las fiestas que suelen empezar en el Soho, un clásico para tomarse el primer cubata. Después, será por opciones: El Hipódromo, La Jaima o Tatamka te esperan con los brazos abiertos antes de irte a la cama a descansar, que luego hay que madrugar para disfrutar de otro gran día de esquí.

 

Lo más exclusivo: Baqueira Beret

 

No lo neguemos, esquiar en Baqueira Beret tiene algo de cool, y no sólo por la calidad de sus instalaciones. Las alternativas de après-ski en la estación del Valle de Arán son muy variadas. Si buscas lujo, lo encontrarás en las pistas, en la terraza del Moët Winter Lounge, el lugar más chic de todo Baqueira.

 

Fuera de la estación, el mejor ambiente, sin duda, está en las poblaciones de Arties y Vielha, donde se reúnen buena parte de los esquiadores que han pasado el día en Baqueira. En ambas localidades es posible encontrar un restaurantes que merezcan la pena. Tostas, raciones y una buena selección de cervezas para que se te haga de noche sin darte cuenta.

 

MoëtChandon_AlejandraPérez-Pla_LuisMedina

 

En Arties, uno de los pueblos más bonito de la comarca, las mejores tapas se toman en Urtau, una acogedora taberna donde prima el buen ambiente y la barra se llena de pinchos al más puro estilo vasco. En Vielha, apenas a 15 minutos de Baqueira, también hay muy buenas opciones para disfrutar del après-ski. La fama se la lleva De Vins, un local famoso por sus gin-tonics y tapas. Sin duda, es algo que también hay que tener en cuenta a la hora de reservar tus forfaits en Baqueira Beret.

 

Visto lo visto, a nosotros no nos cabe duda: tomarse una caña con los amigos, repasando qué ha dado de sí el día, es lo mejor después de esquiar. ¿Añadirías más planes a la lista? ¿Has estado en alguno de estos locales? Cuéntanoslo 🙂

El après-ski: la fiesta después de esquiar
5 estrellas 3 votos
Por

Deja tu comentario