Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Las mejores estaciones para esquiadores expertos

Consejos y trucos · Destinos de esquí · Esquí y snowboard

Uno de los (muchísimos) puntos fuertes del esquí es la capacidad de sorprender continuamente a quienes lo practican. No importa los años que lleves deslizándote ladera abajo: siempre encontrarás un nuevo paisaje, un nuevo desafío en el que seguir aprendiendo y poniéndote a prueba. Sin embargo, es posible que tengas la sensación de que los destinos que visitas no te suben las pulsaciones tanto como te gustaría (hay que admitirlo, a todos nos ha pasado alguna vez). ¿La solución? Cambiar de aires y asumir nuevos retos. Y para ello, hoy te traemos algunas de las mejores estaciones para esquiadores expertos.


Corre: después de leer este post, te va a faltar tiempo para mirar la agenda del móvil y buscar un fin de semana libre para tu próxima escapada a la nieve esta temporada. ¡Vamos a ello!



Disfruta del esquí en el Pirineo catalán


Con 10 estaciones de esquí —Baqueira-Beret, Boí-Taüll, Espot Esquí, La Molina, Masella, Port del Comte, Port-Ainé, Tavascan, Vall de Núria y Vallter 2000—, el Pirineo catalán es uno de los destinos fetiche para los amantes de los deportes de invierno. No nos extraña, ya que la gran elevación del terreno, la calidad de la nieve y los abundantes bosques de pinos convierten cualquier jornada de esquí en una experiencia única. También para los esquiadores más avezados, quienes pueden elegir entre interesantes opciones para descargar adrenalina. Veamos algunas de las más interesantes.


Esquiar en Masella: todo un must


Abrimos nuestro repaso por las mejores estaciones para esquiadores expertos en la estación de esquí de Masella. Motivos no le faltan: de sus 85 pistas balizadas, 31 son rojas (difíciles) y otras 12, negras (muy difíciles). Aunque los más pro tienen pistas adaptadas a su nivel por toda la estación, las más retadoras son las que salen de la cota a más altura: la Tosa d’Alp, a 2.536 m sobre el nivel del mar. Una vez allí, podrás enfrentarte a emocionantes descensos en zigzag.


¿Aún quieres más? En ese caso, te gustará saber que Masella es uno de los pocos lugares de la península en los que se puede practicar esquí nocturno, gracias a un sistema de luces que ilumina las 13 pistas principales en las cotas bajas y medias. Esta actividad está disponible los jueves, de las 18:00 h a las 20:00 h, y los sábados, de las 18:30 h a las 21:00 h. Al acabar, podrás reponer fuerzas cenando en el Pla de Masella. ¿Qué te parece?


Así luce Masella estos días ¡No te la pierdas!


Baqueira Beret: la mayor estación de esquí de España


Situada unos 200 km al norte de Barcelona y en la comarca de la Vall d’Aran, la estación de esquí de Baqueira Beret es otro de esos lugares que hacen las delicias de los esquiadores más experimentados. Sus 161,8 km esquiables repartidos en 115 pistas —de ahí que esta sea la mayor estación de esquí de España— incluye pistas de todos los niveles, siendo las que hoy nos interesan sus 47 pistas rojas y 14 pistas negras. Te aseguramos que las pistas de diamantes negros son complejas incluso para las deportistas con más horas de vuelo sobre los esquís. 


Ahora bien, la oferta de Baqueira Beret no se limita al esquí alpino, ya que también incluye el esquí de fondo, las rutas con raquetas de nieve, el mushing —excursiones en trineos tirados por perros—, el heliski —descensos de esquí o snowboard desde puntos a los que se llega en helicóptero, en vez de en telesilla—, el paraskiing —hacer parapente con los esquís puestos—, etc. Y si eres de los que no pueden decir que no a un buen après-ski, ya te adelantamos que aquí no te van a faltar propuestas: visitas culturales, senderismo, paseos a caballo, la exquisita gastronomía aranesa… ¡Te va a encantar!


Bajadas de miedo, grandes espesores de nieve y tempo magnífico. Baqueira Beret lo tiene todo.


El Pirineo aragonés: la meca de los esquiadores avanzados


Si eres de los que adoran la alta montaña, el Pirineo aragonés es mucho más que una opción para tus viajes de esquí. Con 188 picos por encima de los 3.000 m, como ocurre con los picos del Aneto, el Monte Perdido o Posets, este sistema montañoso pone en tus manos cinco magníficas estaciones de esquí, algunas de las cuales se cuentan entre las mejores estaciones para esquiadores expertos. ¿Quieres conocerlas?


Esquiar en Formigal-Panticosa: seis valles para los más osados


Detengámonos en la estación de Formigal-Panticosa, gestionada por el Grupo Aramón y con seis espectaculares valles. En dos de ellos, el valle de Sabocos y el de Petrosos, en la zona de Panticosa, tienes 4 pistas negras. Una de ellas es la del Valle de Tena, con un recorrido muy técnico, un desnivel de 1.100 m y, generalmente, con nieve dura. Tampoco puedes perderte los valles de la zona de Formigal: Anayet, Izas-Sarrios, Tres Hombres-Sextas —donde están las pistas negras Tubo Superior, Tubo Inferior o Tubo Minutar— y Portalet, en la frontera con Francia. En este último emplazamiento, podrás acceder a diversas pistas negras con el telesilla de Espelunciecha, de 6 plazas. Apunta dos de las pistas más temidas: La Grallera e Infierno.


No obstante, si prefieres algo un poco más sencillo, pero sin renunciar a un recorrido exigente, en este dominio esquiable también tienes 51 pistas rojas.


Asimismo, si dispones del material especial y si no te importa desplazarte, también podrás hacer un itinerario por el pico Garmo de la Mina o Arrigal. Para poner el broche de oro a tu aventura, ve hasta La Glera, una cabaña de pastores tradicional convertida en un restaurante, en ski-ratrack (una máquina pisapistas), ya que los remontes no llegan hasta allí. ¿Te lo imaginas?


¿Te atreverás con Formigal-Panticosa?


Esquí en Cerler: desniveles de infarto 


¿Buscando desniveles de los que quitan el hipo? En ese caso, te invitamos a descubrir la estación de esquí de Cerler, también en el Pirineo de Huesca. En ella, podrás regalarte magníficos descensos desde los 2.778 m del Pico Gallinero hasta los 1.500 m, en la cota más baja. Una de las pistas que harán las delicias de los esquiadores más aventajados es la endiablada Quebrantahuesos —no sabemos si el nombre de esta pista negra se refiere al pájaro carroñero o si es un aviso para navegantes—, que arranca en lo alto del telesilla Cogulla. Igualmente, cabría mencionar las de Marmotas, Edelweiss, Canal Amplia, Barraina o La Fuina, todas ellas negras.


A esto se suma un alto porcentaje de pistas de dificultad alta: entre sus 68 pistas balizadas, hay 25 pistas rojas y 14 negras. ¡Elige la tuya!


W-O-W, Cerler, W-O-W


¿Te atreves a esquiar en Astún?


Cerramos nuestro recorrido por las estaciones de esquí de Pirineo aragonés con un viaje de esquí a Astún, un lugar inmejorable para quienes buscan costas altas. ¿Es este tu caso? Entonces, no se hable más: sube al pico de La Raca, a 2.300 m. Verás que, entre las 102 pistas balizadas de la estación, hay 38 pistas rojas —las más numerosas— y 19 negras —como Las Lomas, Llanos del Sol, Ibones, Truchas, Las Güixas o Edelweiss—, normalmente de gran longitud, así como 14 itinerarios bastante complejos.  En la zona central, cerca de la cima del Anayet, abundan las pistas rojas con una fuerte pendiente, así como alguna pista negra bastante cañera. ¿Aceptas el reto?


¿Con esta nieve? ¡Reto aceptado!


Esquí en Navacerrada: ponte a prueba en el Sistema Central  


Por su proximidad con la capital de España, la pequeña estación de esquí de Navacerrada es una de las más populares, así como una de las mejores estaciones para esquiadores expertos. Situada entre la Comunidad de Madrid y la provincia de Segovia, es una de las más antiguas del país —el récord lo tiene Candanchú, inaugurada en 1928— y dispone de dos zonas de esquí claramente diferenciadas, una de las cuales es ideal para esquiadores avanzados. De sus 8 pistas, 4 son rojas (no hay pistas negras). Estas se encuentran en el lado oriental del puerto de montaña, en una zona cubierta de matorrales. Para llegar hasta allí, se puede tomar el telesilla de Guarramillas, que también funciona los fines de semana de los meses de primavera, verano y otoño.  



⚠ Esta estación todavía no está disponible en nuestra página web, pero, aquí puedes ver los nuevos destinos de esquí que hemos añadido esta temporada.


Estaciones para esquiadores avanzados en el Pirineo francés


Gracias a sus kilómetros esquiables (más de 2.000), Pirineo francés, el Pirineo francés es una delicia para los más osados sobre los esquís. También en el país galo, los esquiadores avanzados encontrarán su paraíso particular. 


Esquiar en Grand Tourmalet: a la sombra del Pic du Midi


Cruzamos la frontera para alcanzar los Pirineos franceses y poner sobre la mesa otra propuesta irresistible: disfrutar del esquí en Grand Tourmalet. Aunque lo que abundan son las pistas fáciles, verdes y azules, sus 15 pistas rojas y 7 negras son perfectas para los esquiadores más competentes. En su mayoría, las más difíciles están en la cara sur del emblemático Pic du Midi (2.880 m). Allí te espera un increíble fuera de pista, solo apto para los más valientes (¡principiantes, abstenerse!). 


 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Esquiades.com (@esquiades_com) el


Esquí en Ax 3 Domaines: adrenalina y baños termales


Dentro de nuestras ofertas de esquí en Ax 3 Domaines, tenemos una sugerencia idónea para los esquiadores avanzados: la estación de esquí de Ax-les-Thermes. Aquí va el motivo: de sus cerca de 80 km, el 65% de sus pistas es de color rojo o negro. Con tres zonas de esquí bien delimitadas —Plateau de Bonascre, Le Saquet y Les Campels, ordenadas de menor a mayor altitud—, esta estación te propone desniveles máximos de 1.400 m. Cuando acabes con tus bajadas, podrás desentumecer los músculos en el balneario Les Bains du Couloubret, ubicado a unos 8 km y en la localidad de Ax-les-Thermes. ¿Quién puede resistirse?


Nosotros no nos resistimos.


Bonus track: las mejores pistas rojas y negras de Grandvalira


Un último apunte: si reservas tu pack de hotel y forfait en este rincón del Pirineo francés, tienes Andorra a tan solo 30 km. Allí te espera la estación de esquí de Grandvalira, el mayor dominio esquiable del sur de Europa. Sus 210 km balizados incluyen pistas para esquiadores de todos los niveles, desde debutantes hasta expertos, quienes tienen a su alcance 42 pistas rojas y 19 pistas negras. Para los más cracks, recomendamos las pistas negras Avet, Cabirol, Falcó y Trencalós — que a veces presenta bañeras y nieve dura—, todas en el sector de Soldeu y muy técnicas; Mufló, en el sector de El Tarter, y Gaig, en el sector de Canillo. 


¿Prefieres una buena pista roja en Grandvalira? Nosotros te aconsejamos las siguientes: Cu-cut, Miquel, Perdiu Blanca y Pla de les Pedres. Por cierto: este pequeño país pirenaico es de lo mejor para el freeride.


En Grandvalira es imposible aburrirse, sus pistas son increíbles.


¿Qué te ha parecido nuestra lista de las mejores estaciones para esquiadores expertos? Si crees que nos hemos dejado alguna en el tintero algún destino de esos que cortan la respiración, mándanos tus sugerencias (¿quién dijo miedo?). ¡Somos todo oídos! 😊

Por

Deja tu comentario