Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Trucos para acertar al comprar o alquilar tus botas de esquí [Parte 1] 4

Consejos y trucos · Esquí

Las botas de esquí son un elemento muy importante de nuestro material de esquí y por eso, es esencial escogerlas cuidadosamente. Una mala elección puede causarte dolor o incomodidad a la hora de esquiar. Por contra, tener en cuenta ciertos aspectos al escoger tus botas de esquí, contribuirá en gran medida tu experiencia esquiando.

 

Unas buenas botas de esquí y escogidas según tus necesidades garantizarán tu comodidad a la hora esquiar. Las botas deben sujetar bien los pies y los tobillos durante el descenso, para que así el esquiador pueda transmitir a los esquís el impulso necesario. Por ello es fundamental tomarse el tiempo necesario para escoger las botas correctas. ¡Tus pies lo agradecerán!

 

Tienen cuatro objetivos: 1º, asegurar la transmisión de los apoyos a los esquís; 2º aislar del frío; 3º ser cómodas y 4º calentar los pies.

 

familia-esquies-botas-de-esqui

 

Compra tus botas de esquí según tu nivel

 

Dependiendo del dominio que tengas a la hora de esquiar, necesitarás unas botas con un grado de rigidez específico. Este grado de rigidez se mide mediante un índice que se llama Flex.

 

Cuanto menor sea el «flex», más flexibles serán las botas, y cuanto mayor sea, más rígidas serán y más precisión y control de la trayectoria darán en el momento de esquiar. Según el nivel de cada esquiador, se recomiendan los siguientes parámetros:

 

Debutantes: Flex suave inferior a 60. Poca resistencia a la flexión. Permite ayudar a corregir los errores en los niveles debutantes.

 

Intermedio: Flex medio entre 70 y 90. Permite un buen equilibrio entre tolerancia en la flexibilidad y la precisión a la hora de esquiar.

 

Experto: Flex rígido superior a 100. Tiene una fuerte resistencia a la flexión y permite esquiar de forma precisa.

Tip 1: «A esquiadores con un peso notablemente superior a la media, desde Esquiades.com les recomendamos que elijan un flex mayor que el aconsejable para su nivel.»

 

 

Conoce tu talla de botas ideal

 

Una vez hayamos determinado el flex, toca escoger algo que también es esencial, la talla. Las tallas de las botas de esquí se miden en MondoPoints, que corresponden a la longitud del pie en centímetros.

 

Es importante no comprar una talla mayor a la del pie, para que las botas nos aprieten, puesto que su función es justamente esa, la de sujetar bien el pie para poder transmitir de forma más precisa el movimiento a los esquís.

 

Encuentra tu talla «MondoPoint» fácilmente en esta tabla de conversión:

 

Tabla talla botas de esquí mondo point

 

Algunas cosas extra que también debes tener en cuenta

 

Es muy conveniente que cuando te pruebes las botas de esquí, el pie quede bien sujeto, sobretodo en la zona de la punta del pie y el talón. Los dedos deben poder moverse libremente.

 

Si no te sientes cómodo al probarte las botas, lo más probable es que a la hora de esquiar te acaben haciendo daño. Por eso, cuando te las pongas, deberás sentirte 100% a gusto antes de  decidirte por comprarlas. Hay que tener especial cuidado en las zonas de los tobillos.

Tip 2: Ten en cuenta que durante los primeros días de esquí, la bota pierde hasta un 40% de su volumen, por eso es aconsejable que no se compre una bota que quede suelta.

 

 

No os perdáis el próximo post, dónde explicaremos con más detalle cómo probarse las botas de esquí en una tienda o bien a la hora de alquilar el material para esquiar, ¡muy importante para poder deslizarse por la nieve de la forma más cómoda!

Por

4 thoughts on “Trucos para acertar al comprar o alquilar tus botas de esquí [Parte 1]

  1. Reply Carmen Dic 13,2015 11:06 pm

    Hola,
    estoy probando unas botas durante unos dias en casa y si bien no me aprietan al principio, al cabo de un rato de tenrlas puestas los dedos se me duermen. ¿Es normal?

    • Reply Esquiades.com Dic 14,2015 8:04 am

      ¡Hola Carmen!

      ¿Has comprobado que los ganchos de la parte delantera no estén demasiado apretados? También ten en cuenta que al ponértelas y al inclinarte como si estuvieras esquiando, la punta de los dedos debe tocar muy ligeramente la parte delantera de la bota. Si toca mucho, es posible que debas coger una talla más.

      Si quieres, puedes echar un vistazo de la segunda parte de «Trucos para acertar al comprar o alquilar tus botas de esquí [Parte 2]» <-- puedes hacer click sobre el nombre. Esperamos que te sea de ayuda.

      ¡Un saludo!

      El Equipo de Esquiades.com

  2. Reply María Feb 26,2016 9:43 am

    Hola!!

    Me gustaría preguntar una cosilla! Me voy a comprar unas botas de esqui, soy totalmente principiante, como mucho bajo las pistas azules (dentro de unas semanas me voy a Andorra con vosotros y espero poder atreverme con alguna roja 😉 El caso es que en todas partes leo que para principiantes las botas tienen que tener un flex de menos de 60 pero mi peso es de 67 kilos… Asi que estoy hecha un lio!!! Lo cierto es que el año pasado, al alquilarlas, me preguntaron el peso y me dieron unas que me hacian muchisimo daño en la tibia… Imagino que tenían el flex muy duro para mi… Por favor, ayuda!!!! 🙂

    Muchísimas gracias de antemano!!

    • Reply Esquiades.com Feb 26,2016 10:21 am

      Hola María, muchas gracias por hacernos llegar tu duda. Vamos a intentar ayudarte con algunas sugerencias.

      Antes que nada, queremos explicarte que hay muchas razones por las que puedes tener dolor de espinillas.

      Habitualmente, en las tiendas de material de esquí conocen muy bien qué tipo de material deben ofrecer para esquiadores debutantes, como es tu caso, de modo que es posible que no sea por eso.

      Si hace poco que has empezado a esquiar, también es posible que mantuvieras una postura incorrecta al hacerlo. En el esquí es importante «echarse hacia delante» y flexionar bien las rodillas. Si has estado mucho rato «echada hacia atrás» o sin flexionar las rodillas, es posible que acabaras con dolor de espinillas.

      El dolor de la espinilla se acentúa también en los casos en que la bota no queda completamente ajustada o queda un hueco entre la caña y la espinilla. En este caso, al esquiar tu pierna choca continuamente con la caña de de la bota y eso acaba por hacerte daño en las espinillas. Esto se soluciona principalmente llevando el velcro y el último enganche bien ajustados (sin que te apriete demasiado, pero que no permita este movimiento holgado).

      Por el contrario, también es posible que si llevas las botas demasiado ajustadas, estas no permitan ningún movimiento al esquiar y te acaben haciendo daño.

      Una forma de asegurar que no te duelan las espinillas es comprar unos calcetines de esquí con buenos refuerzos en esta zona. También te recomendamos que mientras esquíes, vayas ajustando o desajustando los enganches hasta que te sientas cómoda y sobre todo, recuerda tener una postura correcta a la hora de esquiar. Una buena forma de iniciarse en el esquí de forma correcta es contratar clases de esquí (las cuales también puedes reservar en nuestra web a muy buen precio).

      Si te queda cualquier duda, escríbenos y estaremos encantados de ayudarte 🙂

      El Equipo de Esquiades.com

Deja tu comentario