Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Nuestra increíble experiencia de esquí en Formigal

Esquí · Experiencias de viajes · Snowboard · Trabajadores de Esquiades.com

Hace unos días nos fuimos un grupo hacia la estación de esquí del Pirineo Aragonés a pasar unos días, descender por sus excelentes laderas y vivir en primera mano lo que es pasar un fin de semana en Formigal. ¡Qué ganas teníamos! A continuación, te contamos todos los detalles sobre nuestra escapada a la nieve.

 
[toc]
 

Un fin de semana de esquí en Formigal… ¡POR FIN!

 

El fin de semana del 16 al 18 de enero, coincidiendo con la gran nevada caída en las pistas de Aramón, una parte del equipo de Esquiades.com nos desplazamos hasta Formigal para conocer mejor las instalaciones. ¡No podíamos dejar pasar esa gran oportunidad con la nieve recién caída! Era el fin de semana perfecto para subir, con mucha nieve y buen tiempo para disfrutar de la estación a tope. La siguiente foto es solo una muestra de lo que nos encontramos al llegar a Formigal:

 

IMG_20150117_103133

 

Si os somos sinceros, este era un viaje que teníamos muchísimas ganas de hacer y que habíamos planificado ya, desde hacía un tiempo, con los responsables de Aramón. Mucha gente del equipo estaba deseosa de esquiar en Formigal y habíamos decidido que de este año no podía pasar.

Ya de vuelta, más tranquilos, y tras haber pasado un fin de semana extraordinario, nos gustaría contaros nuestra experiencia. Para conocer aún mejor el destino, intentamos hacer un recorrido lo más cercano posible al que haría un cliente para después, podéroslo contar aquí ;-). ¡Esperamos que os guste!

 

Formigal, ¡allá vamos!

 

El viaje de ida lo realizamos el viernes por la tarde desde Reus, donde están situadas nuestras oficinas. Viajamos en coches particulares, y todo fue como la seda. Ya llegando a Sabiñánigo nos encontramos con algo de niebla en la carretera, pero por lo demás, seguimos las indicaciones y enseguida llegamos a nuestro destino: ¡el Albergue Pirenarium!

 

complejo-pirenarium-vistas-entrada

 

Sobre el Albergue en sí, deciros que nos pareció un lugar excepcional, muy particular y radicalmente diferente a cualquier otro alojamiento que habíamos visto hasta ahora. Totalmente reformado, con habitaciones formadas por literas de madera, calefacción permanente, baños grandes y muy limpios, parking gratuito y de fácil acceso, personal amable y servicial… Y todo ello, bajo un edificio de apariencia majestuosa, con un patio interior lleno de encanto e historia. ¿Qué más se puede pedir?

 

La noche del viernes la pasamos bastante tranquilos, cenando en grupo en un restaurante ubicado justo delante del Albergue Pirenarium, llamado «Restaurante Mi Casa»,  y haciendo algunas bromas en la habitación antes de irnos a dormir. No había tiempo para mucho más, teníamos que descansar lo máximo posible ya que el día siguiente nos esperaba una agenda muy apretada… ¡Y queríamos estar con las energías al 100%!

 

Un día de esquí en Formigal para recordar…

 

El Sábado nos despertamos pronto, sobre las 08:00h. Después de quitarnos algunas legañas y pasar por la ducha, nos dirijimos al restaurante del Albergue Pirenarium para desayunar. Al llegar, nos encontramos el desayuno preparado en la mesa: pan recién hecho, mantequilla, mermelada, croissants o sobaos (dependiendo del día), zumo, café… ¡No dejamos ni las migas! Y además, nos comentaron que desde el Albergue están trabajando para ofrecer un desayuno todavía más completo ;-).

 

Tras reponer energías, vuelta a la habitación a coger nuestras cosas e inmediatamente, a coger los coches para dirigirnos a Formigal. Aunque es cierto que durante el camino tuvimos algo de cola debido al estado de las carreteras durante ese fin de semana, el trayecto se nos hizo muy corto. Entre las ganas que teníamos de llegar, lo bonito y nuevo que era todo para nosotros y las bromas que nos íbamos haciendo tirándonos bolas de nieve cuando los coches estaban parados, lo pasamos bomba.

Al llegar a pie de pistas, los compañeros de Aramón nos estaban esperando en el edificio de Sextas de Formigal. Ellos se encargaron de prepararnos el material de esquí y de acompañarnos hacia el primer telesilla, para iniciar, por fin, nuestro esperado día de esquí en Formigal.

¡Como veis, nieve por todas partes!

 

IMG_20150117_120038

 

Después de recorrer prácticamente la totalidad de la estación esquiando sin parar y disfrutando de la nieve como niños pequeños, nos paramos a comer todos juntos de nuevo en el punto de encuentro, el edificio de Sextas de Formigal. Allí, nos tomamos un menú típico que se puede tomar cualquier otro cliente, para comprobar la excepcional calidad de la comida y del servicio en general con un precio, además, muy razonable. Aquí os dejamos una foto con el detalle de uno de los puntos de restauración de edificio de Sextas:

 

IMG_20150117_123239

 

Hoteles en Formigal, para todos los públicos.

 

Por la tarde, visitamos algunos de los Hoteles de Formigal, algunos de ellos disponibles a la venta en nuestra página web 😉

En primer lugar, visitamos el Hotel Abba Formigal, un Hotel con una decoración exquisita, muy cerca de pistas y del que realmente quedamos enamorados…

 

IMG_20150117_163724

 

Posteriormente, fue turno del Hotel Saliecho. Aquí os dejamos en detalle de la fantástica piscina exterior climatizada. Recién acabado el día de esquí, ¡nos daban unas ganas tremendas de bañarnos! 🙂

 

IMG_20150117_173514

 

A continuación, fue el turno del Hotel Nievesol, un Hotel con muchísimo encanto, cuyas paredes están repletas de cuadros con fotos de personalidades famosas que lo han visitado, y con un equipo humano realmente encantador.

 

Hotel Nievesol fachada y puerta

 

MARCHICA, sin palabras.

 

Y para rematar la tarde, nos dirijimos a MARCHICA, la discoteca de moda de Formigal. Esto se merecería un post del Blog a parte… NUNCA antes habíamos visto nada igual. Llegamos sobre las 17:30 horas y nos quedamos boquiabiertos del impresionante ambiente de Apprès-ski que nos encontramos. Gente vestida con todo el equipo disfrutando de la música al aire libre, bailando, haciendo bromas, cantando… Aquí nos faltan las palabras y además, es algo que hay que vivir. Por eso, hemos pedido a los amigos de Formigal que nos pasaran un vídeo para que os podáis hacer una mejor idea de este increíble lugar situado a pie de pistas:

 

 

Y para acabar, ¡cena de altura con SORPRESA!

 

Para terminar el día, cogimos de nuevo el telesilla con la pista cerrada (toda una experiencia subir en telesilla de noche y casi sin luz) y nos dirigimos a una «cena de altura» en el restaurante la Trattoria Cantal, con un delicioso menú formado por aperitivos típicos italianos y un segundo con carne o pescado a escoger. ¡Pero no acababa ahí la experiencia! Los compañeros de Formigal nos tenían una sorpresa preparada en forma de trineo típico para bajar por la nieve durante 2,5 km una vez terminada la cena. De nuevo, las palabras se quedan cortas y por eso, os dejamos con un vídeo donde poder imaginaros lo genial que nos lo pasamos entre todos:

 

 

Y hasta aquí, nuestra aventura de esquí en Formigal… Sí, sí, realmente fueron «solo 24h», ¡pero vaya día! El domingo, como imaginaréis, lo dedicamos a descansar y a volver pronto a casa… Nos esperaba una semana de intenso trabajo en nuestras oficinas. Varios días después, todavía comentamos a la hora de comer lo bien que nos lo pasamos esquiando en Formigal, recordando bromas, la experiencia en Marchica, los trineos de noche… En definitiva, una experiencia de la que nos acordaremos durante muchísimo tiempo.

Por

Deja tu comentario