Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Guía gastronómica de Andorra para esquiadores

Actividades de montaña · Consejos y curiosidades · Destinos de esquí · Grandvalira · Vallnord

Dos meses pasan volando. O al menos, ese es el mantra que nos repetimos una y otra vez cada vez que echamos un ojo al calendario y vemos que aún faltan ocho semanas para empiece la temporada de esquí. ¡Qué cuesta arriba se nos está haciendo! Por eso, y para que la espera resulte más llevadera, muchos ya empezamos a pensar en todo lo que nos deparará el próximo invierno. Esto incluye, por supuesto, la deliciosa comida andorrana, nuestra gran aliada para cargar bien las pilas antes de marcarnos un emocionante descenso por los Pirineos. Y para que no tengas que renunciar a los mejores platos típicos del Principado durante tus escapadas a la nieve en Grandvalira, Vallnord-Pal Arinsal o Vallnord-Ordino Arcalís, hoy te traemos esta pequeña guía gastronómica de Andorra para esquiadores.


Si además de ser fan del deporte blanco también eres un foodie de manual, no puedes perderte todas estas irresistibles propuestas culinarias. Presta atención: ¡se te hará la boca agua!



¿Cuáles son los platos típicos de la cocina andorrana?


Antes de entrar en materia y ocuparnos de los mejores restaurantes en Andorra, tanto en las estaciones de esquí como en otros puntos del país, no está de más recordar algunas características de la gastronomía andorrana. Además de su sencillez y las influencias que recibe de la cocina francesa y catalana —sobre todo de las comarcas vecinas de la Cerdanya y el Alt Urgell—, sus recetas destacan por basarse en las materias primas propias de la alta montaña, como la carne de ternera, buey o cabrito, así como la que procede de la caza; el pescado de ría (con la trucha como ingrediente estrella), los quesos, como el de tupí; las hortalizas de invierno, les trumfes (patatas), las setas o las finas hierbas. También tienen mucho éxito las conservas, especialmente las mermeladas y las confituras, así como la miel y los embutidos. En este último apartado, encontramos especialidades típicamente andorranas, como la bringuera, elaborada con la cabeza del cerdo, las cortezas y el tocino, y la donja, a base de lomo de cerdo y preparada a la brasa. 


La proximidad con Cataluña hace que muchos platos andorranos típicos también estén presentes en la cocina de montaña catalana, como el trinxat, un suculento guiso de patata, col y tocino, o la escudella, una nutritiva sopa de cocido. Y lo mismo ocurre con Francia, ya que muchos restaurantes andorranos ofrecen fondues o raclettes. No obstante, eso no significa también haya platos típicos andorranos propios, como la crema de ortigas o la crema andorrana, un postre que se prepara con leche, huevos, azúcar y limón. 


¿Quieres completar la experiencia de esquiar en Andorra con el turismo enológico? Si es así, pásate por el pueblo de Nogol, perteneciente a la parroquia de Sant Julià de Lòria, y prueba el Cim del Cel, un vino blanco joven que se produce con la variedad de uva Gewürztraminer y a unos 1.100 m de altitud, y que cuenta con la D.O. Valls d’Andorra.



¿Dónde comer en Grandvalira? ¡Descubre todas las opciones!



Grandvalira, el mayor dominio esquiable del sur de Europa, es también el destino perfecto para los amantes de la buena comida. Además de 210 km de pistas y snowparks, allí también te esperan 17 bares y restaurantes —12 a la carta y 5 de self-service— en los que reponer fuerzas tras la práctica del esquí o el snowboard. Los hay de todos los tipos, desde los restaurantes con encanto hasta los restaurantes a pie de pista, ideales para un tentempié rápido antes de subirte de nuevo a los esquís. Algunos organizan incluso eventos para grupos o empresa, por lo que también pueden ser una oportunidad para hacer teambulding.


Dentro de los restaurantes a la carta en Grandvalira, encontramos lugares tan recomendables como el Cala Bassa Costa Rodona, un snow lounge que ofrece la misma cocina mediterránea que el famoso CBbC Restaurant de Ibiza, pero adaptando las propuestas al clima de montaña, o el Coll Blanc KSB, entre Pas de la Casa y Grau Roig, a casi 2.500 m de altitud. Se trata del único restaurante panorámico desde el que se puede contemplar el Pirineo francés y español, mientras saboreas platos de la cocina francesa como los magrets, los confits o las calderetas, entre otros. Ya en Grau Roig, a los pies del Montmanús y en mitad de precioso bosque de pinos, podrás disfrutar de las mejores carnes a la parrilla preparadas con carbón de encina en la brasería Piolet. O meterte entre pecho y espalda una buena pizza o plato de pasta en el restaurante Tres Estanys, junto al telesilla de Cubil. También merece la pena pasarse por refugio del Llac de Pessons, donde comer una escudella, un trinxat, arroces de montaña y jugosas carnes a la brasa con ternera wagyu.



Los otros restaurantes en Grandvalira a la carta son el Racó de Solanelles, un establecimiento clásico con chimenea y magníficas vistas, ubicado a la salida del Funicamp; el Steak House, un must para los amantes de carne, encaramado a 2.200 m de altura y con platos al más puro estilo del Far West; L’Arrosseria Pi de Migdia, de arquitectura singular y todo un referente en cuanto a paellas, fideuás y arroces de montaña; La Trattoria, un restaurante italiano y pizzería en el que deleitarse con la pasta fresca o un risotto; L’Abarset, situado a pie de pistas en El Tarter, con parking propio y dedicado a la gastronomía de montaña (¡atención a su caldereta de cierto y sus fondues de queso!), y el Roc de les Bruixes, un restaurante familiar con una decoración rústica, y en el que destacan las carnes a la piedra. Para tomar una copa en Grandvalira, nada mejor que el Vodka Bar, un espacio diseñado por el prestigioso decorador Lázaro Rosa-Violán y ubicado en plena naturaleza.



Ahora bien: si eres de los que siempre tienen prisa por volver a subirse a los remontes, los restaurantes en pistas de tipo self-service son para ti. En nuestra guía gastronómica de Andorra para esquiadores, no podíamos dejarnos en el tintero el Costa Rodona, en el sector de Pas de la Casa y con un buffet libre con una gran variedad de platos fríos y calientes, como ensaladas, sopas, pastas o platos de carne; el Cubil, con la misma oferta culinaria que el anterior y a pie del sector de Grau Roig; el Solanelles, en la llegada del Funicamp y también con buffet libre; La Cabana d’Espiolets, en Soldeu y con apetitosos woks y demostraciones de cocina en vivo, y El Pi del Migdia, próximo al circuito infantil Bababoom Circus y desde cuya terraza gozarás de unas vistas de postal. Palabra.



¿Te tientan todos estos restaurantes andorranos? Si es así, echa un vistazo a nuestras ofertas de esquí en Grandvalira


Descubre los bares y restaurantes de Vallnord-Pal Arinsal


La otra opción para esquiar en Andorra es reservar tu pack de forfait y hotel en Vallnord. Allí tienes a tu alcance dos estaciones de esquí de primer nivel: Pal Arinsal y Ordino Arcalís, donde no faltan las propuestas para redondear tu viaje de esquí con una deliciosa comida o cena. ¿Listo/a para conocer los restaurantes en Vallnord?


Elige entre los restaurantes en Pal


Si buscas restaurantes en Pal, una buena elección es el Pla de la Cot Ski & Lounge, junto al telesilla Serra II y con una carta variada y la mejor cocina de mercado, incluyendo las indefectibles raclettes y fondues. Tampoco puedes perderte El Rústic, remodelado recientemente, aunque conserva su decoración con piedra y madera. Sin duda, su comida casera es para quitarse el sombrero.


Eso sí: si lo que buscas es variedad, acércate al edificio Caubella. Allí te aguardan restaurantes como el Cow Bella, especializado en carnes de ternera; La Taverna,  especializado en quesos y embutidos ibéricos; el restaurante Self-Service, con una gran variedad de platos calientes, ensaladas bio y menús con productos ecológicos de calidad y platos saludables; L’Expresso, un restaurante y cafetería recientemente remodelado y con terraza, y el Xiringuito, cuyo plato estrella es la hamburguesa de carne Angus de 200 g. Cuenta con una espectacular terraza en la base de la estación, a pie de la pista de principiantes. 



También puedes acceder, tanto en coche como esquiando, al Coll de la Botella. Este restaurante se encuentra en la zona de Setúria y es una buena elección para compartir un buen arroz o una parrillada en familia o con amigos. Por último, si lo que te apetece es un aperitivo rápido, el restaurante Crêpes and Go, cerca del telecabina, es una apuesta segura, ya que podrás saborear esta especialidad francesa tanto en su versión dulce como salada, o bien matar el gusanillo con un bocadillo o un frankfurt.


 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Crêpes AND Go! (@crepesandorra) el


Prueba los restaurantes de Arinsal


El sector de Vallnord-Arinsal dispone de siete puntos de restauración. En el edificio Comallemple —junto al telesilla de la Tossa— tienes locales como el The Terrace Sky & Lounge, con una decoración cálida y acogedora; el restaurante Self-Service, con una extensa oferta de platos calientes y ensaladas con productos ecológicos; el Obélix, que ofrece menús del día, así como bocadillos fríos y calientes; el Derby Deli, un snack bar y take away en el que podrás elegir entre sándwiches, hamburguesas y pizzas, y el Polar Bar, recomendado para tomar platos combinados o un bocata en un ambiente moderno.


También en Arinsal, nuestra guía gastronómica de Andorra para esquiadores se completa con el Xalet Igloo, situado en el snowpark y con una generosa carta de hamburguesas y snacks, y el Refugi d’Arinsal, donde podrás paladear las mejores carnes a la brasa de origen andorrano. Lo tienes en la zona alta del jardín de nieve.



Descubre los bares y restaurantes de Vallnord-Ordino Arcalís


Si te has decidido a disfrutar del esquí en Ordino Arcalís, allí también encontrarás buenas opciones para saciar tu apetito. ¿Te gusta la cocina italiana? Si es así, reserva tu mesa en el restaurante Il Pizzo, que abre sus puertas en el edificio L’Hortell. Para quienes solo necesitan un aperitivo para seguir deslizándose por la nieve, nada mejor que Quicknic. Situada en el  edificio Planells, se trata de una bocatería premium donde se preparan bocadillos muy elaborados y platos del día equilibrados. También hay una terraza para una barbacoa en familia memorable. 


¿Buscas algo más especial? Entonces, visita La Borda de la Coma, dedicada a la mejor gastronomía de montaña y emplazada en un entorno espectacular: la Coma, a 2.220 m de altitud. Y si tienes tu alojamiento en Vallnord cerca, no te pierdas sus cenas bajo las estrellas, en las que te rendirás al sabor de los chuletones de ternera y las fondues. Para llegar hasta allí, el precio incluye el traslado en trineo gigante con capacidad para 50 personas (suplemento de 7,50 euros por persona en vehículo oruga). Eso sí: recuerda que la apertura del restaurante está sujeta a una cantidad mínima de 25 comensales. Por eso, te recomendamos hacer tu reserva días antes. Los propietarios contactarán contigo con 48 horas de antelación para confirmarte la disponibilidad. Como curiosidad, debes saber que, como su nombre indica, el restaurante se halla en una borda, una construcción tradicional de montaña en la que antiguamente se guardaban el ganado y el grano.



Por último, el Refugi Les Portelles, el restaurante panorámico más alto de Andorra, en la carretera de Arcalís. Allí podrás degustar menús especiales a base de solomillo de buey, aperitivos y gintonics después de la cena. ¿Se puede pedir más?



Bonus track après-ski: los mejores restaurantes de Andorra


Aunque los restaurantes en las estaciones de esquí son suficientes para crear una guía gastronómica de Andorra para esquiadores, incluimos en nuestra selección un pequeño top-10 con otros restaurantes andorranos situados fuera de Grandvalira o Vallnord, y que también merecen una visita. Ten en cuenta que en Andorra hay más de 400 restaurantes, por lo que seguramente nos dejaremos muchos establecimientos fuera, de forma totalmente inmerecida. De todos modos, te garantizamos que estos no te defraudarán. Te los presentamos por orden alfabético. ☺


A Casa Canut. Desde hace más de 40 años, este restaurante, situado en un hotel de 5 estrellas, sorprende a sus comensales con propuestas gourmet inspiradas en la cocina andorrana, completada con magníficos platos marineros. Su extensa carta de vinos está a la altura, al igual que sus postres de repostería casera. ¿La dirección? Avenida Carlemany, 107, Escaldes-Engordany.



Restaurante El Crostó. El chef Jordi Sala está al frente de este restaurante con encanto, de trato familiar y una excelente relación calidad-precio. Sus platos, elaborados con materias primas de primera calidad, giran en torno a la comida andorrana, incorporando fórmulas de la cocina española y francesa. En Cap del Carrer, 7, Andorra la Vella. 


Borda Vella. Este restaurante, dedicado a la alta cocina andorrana, se enmarca una antigua borda del siglo XVII y destaca por utilizar únicamente productos de mercado de la máxima calidad. Los salmonetes a la plancha en lecho de arroz negro ecológico son una delicia. Lo encontrarás en la avenida del Príncep Benlloch, 22, en Encamp.



Can Pere. Situado en el pequeño pueblo de Anyós, brinda unas vistas espectaculares, así como deliciosas propuestas de cocina casera preparada con esmero. También hay especialidades de la gastronomía francesa. 


El Cresper. Ubicado en la calle del Pas de la Casa, en Encamp, se trata de un lugar tranquilo y acogedor en el que podrás acercarte a la cocina rusa de la mano de sus propietarios, originarios del país más grande del mundo. Entre sus especialidades, destacan las sopas rusas, como el borsch; la shuba, un pastel de salmón y verdura, y los blinis, empanadillas rellenas al gusto.



Gustus Restaurant. En La Massana, muy cerca del telecabina que da acceso a la estación de esquí de Pal Arinsa, se encuentra este restaurante decorado en tonos cálidos y con excelentes platos de cocina mediterránea y productos del mar. En la calle de Costes de Teixidó, 4, La Massana.



Kökosnøt. En nuestra guía gastronómica de Andorra para esquiadores, no podía faltar este establecimiento, que basa su propuesta en platos de vanguardia a partir de la cocina tradicional andorrana puesta al día. Visítalo en la calle del Prat de la Creu, 29, en Andorra la Vella.



La Borda Pairal 1630. He aquí otro restaurante que abre sus puertas en una de las emblemáticas bordas andorranas. Su plato fuerte son las carnes a la brasa, los caracoles a la llauna, el cabrito lechón y el filete de ternera de Andorra. Está en la calle del Doctor Vilanova, 7, en Andorra la Vella.


Restaurant L’Ensegur. Inaugurado en 2015 y con una cuidada decoración en la que predomina la madera, este acogedor establecimiento está especializado en cocina casera y de mercado. Está en la avenida de la Angonella, 14, en Llorts, en la parroquia de Ordino.



Borda Molí dels Fanals. Una apuesta segura para los amantes de la cocina de Andorra de siempre y la arquitectura tradicional de montaña. Su carta incluye deliciosos platos de carne, escudella, crema de setas y otras sugerencias que surgen de los fogones locales. Está en la avenida de las Comes, 3, en Sispony.



Hasta aquí nuestra guía gastronómica de Andorra para esquiadores. De todos modos, si conoces otras propuestas, no dudes en escribirnos. ¡Estaremos encantados de descubrir tus recomendaciones! ☺


Por

Deja tu comentario