Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Freeride vs Freestyle. ¿Con cuál te quedas?

Actividades de montaña · Consejos y curiosidades · Consejos y trucos

Esquí, snowboard, raquetas de nieve, snowbike…estos son solo algunos deportes que puedes practicar en tu próxima escapada a la nieve. Pero buenas noticias palillero, hoy vamos un paso más allá y te traemos dos deportes que se están popularizando mucho, el freeride y el freestyle.

 

¿Los has probado alguna vez? En este post te lo contamos todo sobre ellos y te damos algunos consejos para practicarlo de manera segura.

 

 

Te presentamos al freeride

 

También conocido como esquí fuera de pistas, es una variante del esquí convencional, y se caracteriza por permitirte esquiar fuera de los límites de las pistas. Por lo tanto, la principal diferencia entre el esquí convencional y el freeride es que en este último, eres tú quien eliges el recorrido.

 

Para poder practicar el freeride es importantísimo hacerlo en montañas vírgenes con nieve en polvo y con pendientes pronunciadas; y, sobre todo, con el equipo adecuado. Por lo tanto, es muy recomendable que utilices unos esquís de 95 a 120 milímetros de ancho y entre 5 y 10 centímetros más de tu altura (por ejemplo, si mides 1.80, los esquís deberán tener una altura de entre 185 y 190 cm), que te permitirán tener una mayor estabilidad y te darán una mayor sensación de flotabilidad.

 

También es necesario llevar contigo un transmisor, una pala, casco y un rastreador. Cada vez son más los expertos que recomiendan llevar una mochila con airbag, para que en caso de avalancha, puedas mantenerte a flote.

 

*Freerider

 

Y si se te están poniendo los dientes largos no te preocupes, estaciones como Sierra Nevada, Baqueira Beret, Astún y Candanchú, Formigal, Ordino – Arcalís o Chamonix Montblanc, son ideales para practicar el freeride.

 

IMPORTANTE ⚠ Dado que es un deporte que se practica fuera de pistas y en circuitos no delimitados, es vital que antes de practicarlo se conozcan el estado de la nieve, la inclinación y en especial, las posibles vías de escape.

 

Y entonces, ¿qué es el freestyle?

 

Traducido literalmente como estilo libre, el freestyle es otra modalidad del esquí convencional. Su principal diferencia es que pone en práctica la habilidad y la improvisación del esquiador realizando saltos y trucos (tricks en la jerga del freestyler).

 

*Freestyler

 

Podemos encontrar varias especialidades, pero las dividiremos en dos grupos principales: el aerial y el mogul. ¿Qué los diferencia entre ellos? En el aerial se realizan saltos sobre unas plataformas, colocadas en el suelo y cubiertas de nieve. Estas plataformas tienen una rampa muy empinada para que el esquiador pueda coger velocidad en la bajada y realizar saltos a mayor altura en la subida.

 

Además, dentro de esta especialidad, existen en salto frontal, donde los pies del freestyler no pueden sobrepasar su cabeza, y el salto invertido, donde el esquiador puede realizar los conocidos saltos mortales.

 

Por otro lado, en el mogul, la pista está llena de baches o montículos que los freestyler deben saltar realizando tricks. Al igual que sucede en el aerial, las acrobacias pueden ser en salto frontal o en salto invertido.

 

*A la izquierda, freestyler practicando aerial. A la derecha, freestyler practicando mogul

 

¿Te sirve cualquier material? ¡NO!

 

Dependiendo del nivel de cada uno, los esquís tendrán unas características u otras, pero es importante utilizar un equipo especial de freestyle, que por lo general suele ser más estrecho y ligero.

 

También es importante saber qué tipo de especialidad vas a practicar. Por ejemplo, si quieres probar el aerial, deberás utilizar unos esquís más blandos con doble espátula y con la fijación muy cercana al centro. ¡El tamaño sí importa! Cuanto más pequeño sea el esquí más manejable será, pero menor velocidad podrás alcanzar.

 

Si por el contrario prefieres aventurarte con el mogul, es recomendable que utilices unos esquís más duros y estrechos, parecidos a los de eslalon gigante (GS) suave, y, sobre todo, sin doble espátula. Para esta especialidad es muy importante que los esquís vayan planos el mayor tiempo posible.

 

Desde Esquiades.com te recomendamos algunas de las mejores estaciones de esquí para realizar freestyle: Grandvalira, Sierra Nevada, Cerler, Formigal o Vallnord Pal – Arinsal. ¡Lo disfrutarás al máximo!

 

Así que ya sabes, escoge bando y disfruta de la nieve fuera de pistas o con saltos de película, pero siempre con responsabilidad.

 

 

Una vez vistas las diferencias entre el freeride y el freestyle, ¿con cuál te quedas? ¿Eres Team Freeride o Team Freestyle? Si has practicado alguno de los dos, ¡cuéntanos tu experiencia en comentarios!

Por

Deja tu comentario