Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Consejos para esquiar con nieve primavera

Consejos y curiosidades

Ayer fue 20 de marzo, así que oficialmente ya es primavera. Y  a pesar de las nevadas de estos últimos días y las bajadas de las temperaturas, la primavera viene acompañada de más sol y de más horas de luz y, por tanto, días más largos. Cosa que no le hace demasiada gracia a nuestra amiga la nieve.

 

Así pues, teniendo en cuenta que pese a la ola de frío que estas semanas nos acompaña, en breve llegará el buen tiempo. Y es por esa razón que hemos decidido escribir sobre el tipo de nieve que encontrarás estos días en las estaciones de esquí: la nieve primavera. No sólo eso, además os explicaremos las técnicas y rutinas que debes seguir si quieres enfrentarte a esta estación en la nieve.  

 
Así pues, teniendo en cuenta que la meteorología de esta semana es algo puntual y que en breve llegará el buen tiempo, hemos decidido escribir sobre el tipo de nieve que encontrarás estos días en las estaciones de esquí: la nieve primavera. Si eres un lector asiduo de nuestro blog, ya habrás echado un vistazo a nuestra anterior entrada sobre los tipos de nieve que te puedes encontrar cuando vas a esquiar.
 
Nieve primavera
 
Si eres nuevo en este blog, ¡Bienvenido! Para que comprendas de qué estamos hablando, te explicaremos qué es la nieve primavera. Este fenómeno se produce valga la redundancia en primavera. Los rayos de sol empiezan a ser más “fuertes” y los días más largos. Los aumentos de grados con valores superiores a los 0ºC provocan el deshielo de la nieve, y esta se convierte en una masa blanda. Hay muchos esquiadores a los que esquiar en estas condiciones les da respeto, pero otros disfrutan como niños de este tipo de nieve.
 
Para que tú seas de estos últimos, hemos decidido escribir sobre consejos para esquiar con nieve primavera y que aproveches al máximo los últimos días de la temporada.
 

Al llegar a la estación: calienta los músculos

 

Debido a la rápida transformación de la nieve durante este período estacional, el primer consejo que te damos es acudir a primera hora de la mañana al destino de nieve que hayas escogido para poder aprovechar el máximo de horas posibles.

 

Por otro lado, si has decidido ir a esquiar en primavera, te recomendamos empezar a hacer ejercicio físico unos días antes de empezar tu viaje ya que este tipo de nieve exige mucho esfuerzo y una buena resistencia. Además, no te olvides de realizar todos los ejercicios para esquiar sin lesionarte que te propusimos hace unas semanas.

 

De hecho, estirar y calentar los músculos adecuadamente es una tarea casi obligatoria dado que se requiere una mayor flexibilidad de los músculos a la hora de esquiar con nieve primavera. En cuanto a la ropa de esquí, no olvides ir bien preparado con vestimenta impermeable. De lo contrario…¡acabarás empapado!

 

 

Al principio del día, prudencia con la nieve dura

 

Una vez te hayas preparado correctamente, ya te puedes coger tus esquís o  tu tabla de snowboard para disfrutar de tu día en la nieve. A pesar de que las pistas de esquí suelen amanecer con una fina de capa de hielo que puede resultar algo resbaladiza, las máquinas pisanieves y los cañones de las estaciones de esquí garantizan un comienzo de jornada excelente.

 

nieve dura primavera

 

Si los rayos de sol aprietan con fuerza y la nieve comienza a reblandecerse pronto, te recomendamos buscar las pistas de esquí con orientación al sur ya que son las que mantienen con mejor calidad el estado de la nieve. Y si eres un esquiador avanzado y durante tu escapada a la nieve vas a descender por pistas con bastante pendiente y con algo de dificultad, te recomendamos arreglar los cantos de tu material de esquí para que se adhieran adecuadamente, sin olvidarte de bajar la cadera para controlar el equilibrio.

 

Comienza la transformación a nieve primavera

 

Cuando comience a derretirse el manto helado del que te hemos hablado debido a las altas temperaturas, es cuando se deja entrever la nieve primavera. Este momento es ideal tengas el perfil que tengas: tanto si eres un esquiador debutante, como si ya cuentas con algo de experiencia en los deportes de invierno. 

Cuando la nieve dura ya ha soportado unas cuantas horas de sol y ha aumentado la temperatura se convierte en nieve crema o ligeramente transformada. El hielo de la mañana se derrite y nos ofrece la nieve algo más suelta, es perfecta para cualquier nivel de esquiador o snowboarder. Ya podrás realizar cualquier tipo de giros y derrapar con seguridad , ya que no hay tanto riesgo de lesionarte.


 

Todo ello hace que éstas sean las mejores horas del día, así que… ¡aprovéchalas!

 

Nieve primavera transformada

 

Después de comer, en las pistas de esquí comienzan a aparecer pequeñas balsas y charcos de agua. Esto comporta que la nieve sea más pesada, está más apelmazada y húmeda, se llama nieve “sopaza” o “papa”. Todo esto implica cambios de velocidad y distinta textura en ciertos tramos de la estación de esquí, lo que supone tener que adoptar diferentes posturas y cambiar el punto de apoyo del peso para evitar movimientos bruscos al girar. Por ello, a continuación, te damos algunos consejos para esquiar con nieve primavera transformada:

 

1) Para empezar, la nieve en las estaciones de esquí es bastante pesada y, por lo tanto, frena bastante. ¿El resultado? Reducción de la velocidad y que la habilidad de mantener el equilibrio se convierta en todo un reto. Por ello, y con el fin de conseguir algo de velocidad y control en tus descensos te recomendamos hacer los giros más amplios.

 

2) Otro consejo es no dejar caer el peso sobre los esquís entre el final e inicio de cada curva. A la hora de cambiar de dirección, tendrás que hacer virajes más suaves con el objetivo de evitar que los esquís se encarrilen en un sentido. En la siguiente fotografía puedes ver un ejemplo:

 

cómo esquiar en primavera

 

3) Por último, ¡cuidado con la posición! Puede ser que parezca más recomendable descender inclinando el cuerpo hacia atrás pero es un error. Te aseguramos que, para esquiar con nieve primavera la mejor postura consiste en una buena flexión de las rodillas y tobillos, sin extender apenas las piernas (lo que también se conoce como postura neutra). De esta manera, serás tú quien controle los esquís y no ellos a ti.

 

posición para esquiar con nieve primavera
 
¿Has tomado nota de todas nuestras recomendaciones y consejos? ¡Esperamos que te hayan servido y los lleves a cabo si vas a esquiar con nieve primavera! Si tú tienes otros trucos, ¡nos encantaría conocerlos! Así que anímate y déjanos un comentario aquí abajo. 🙂
 

Por

Deja tu comentario