Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Conducir en la nieve como un profesional

Consejos y trucos · Esquí

La nieve, tan bonita que amenaza, una alegría cuando nos visita por primera vez; la ilusión de practicar nuestro deporte favorito; la belleza paisajística que aporta… pero también, la pericia de los conductores.

 

¿Sabemos realmente cómo se tiene que conducir sobre la nieve? En Esquiades.com nos preocupamos mucho por nuestros clientes. Siempre ofrecemos ayuda y consejos para tener una feliz estancia en la nieve, pero a veces, nieva más de lo normal y conducir sobre nieve asusta.

 

Por eso hemos querido realizar este post, para ayudarte y estar a tu lado en una ocasión más. Seguramente si ya has viajado a la nieve, habrás buscado sobre este tema en internet; hoy te lo traemos nosotros, hecho con mucho mimo y con los mejores tips que hemos encontrado.

 

Eso sí, antes de empezar: anticipación y suavidad. ¡Norma básica!

 

como-conducir-sobre-nieve

 

1- Cadenas ¿cuándo las pongo? ¿dónde?

 

Actualmente las carreteras están muy controladas, hay muchas máquinas quitanieves que siempre esperan para actuar y esparcir sal. Pero a veces, hay nevadas que pillan por sorpresa o que son más fuertes de lo esperado.

 

Para empezar, nunca hay que usarlas cuando empieza a nevar, ya que no hay asentada una capa de nieve sobre la vía y podríamos dañar la cadena y el neumático. Solo deberás usarlas cuando no se vea el asfalto y se haya formado una pequeña capa.

 

En cuanto al dónde ponerlas, siempre en las motrices. Si tu vehículo tiene tracción delantera deberán ir en las ruedas delanteras, ojo, a no ser que el grosor de la nieve supere 1,5 centímetros, en cuyo caso deberemos ponerlas en ambos ejes. Lo mismo pasaría si fuera de tracción trasera. Y si tu coche es de tracción total lo suyo es llevar dos juegos de cadenas para las cuatro ruedas.

 

cadenas-coche-nieve

 

2- Utiliza neumáticos de invierno

 

Seguramente estés pensando: ¿de verdad que es necesario? ¿tengo que hacer este gasto? Cuando se trata de seguridad, nunca hablamos en broma. Los neumáticos de invierno son muy recomendables e incluso en muchos países es hasta ¡obligatorio!

 

Te aconsejamos que cambies los neumáticos si sabes que la temperatura de allí dónde vas a ir es igual o inferior a 7ºC (también son eficaces sin nieve) ¿Por qué? El compuesto de goma de los neumáticos de verano se endurece, el agarre es peor y la distancia de frenada puede llegar a duplicarse.

 

mapaneumaticosdeinviernoop

 

3- ¿Cómo iniciar la marcha?

 

Pregunta clásica de exámen; y la respuesta correcta es… ¡con marchas largas, segunda o tercera! Podemos reducir la potencia que llega a la ruedas para evitar que patinen usando marchas largas; en lugar de salir en primera, deberás iniciar la marcha en segunda (en tercera si estás en llano) sin apenas acelerar y jugando con el embrague para que no se cale. Eso sí, no abuses del embrague ya que el coche hará lo que él quiera y eso no es lo que buscamos.

 

Simplemente “take it easy”, cuanto más le facilites al coche el avance mucho mejor. Mantén las ruedas rectas y si es necesario ves girando poco a poco. Si giras las ruedas de golpe, acabarás parado o incluso el coche se irá para el lado contrario al que giras.

 

Atención: al pedal del acelerador hay que acariciarlo.

 

inciar-marcha-sobre-nieve

 

4- Frenada suave, suavecita

 

Al reducir la velocidad lo mejor es hacerlo con muchísima suavidad sobre el freno. Con el ABS, en casi todos los coches, mantendrás la capacidad de dirigirse con el volante pero la distancia de frenado se llega a multiplicar por 10. Es de vital importancia mantener una distancia de seguridad mucho mayor (esto también es aplicable al iniciar la marcha).

 

Eso sí, si ves que necesitas frenar lo más rápido posible es mejor salirse de la vía hacia dónde se va amontonando la nieve. El problema es… que después no podrás salir de donde te hayas quedado parado, tendrán que remolcarte o apartar la nieve de alrededor para salir.

 

5- Vista despejada

 

Antes de empezar a desplazarse es importante tomarte el tiempo que sea necesario para preparar el trayecto. Limpia todo el coche de la nieve y el hielo que se te ha podido acumular. Asegúrate y rasca solo en una dirección para no ensuciar las lunas de forma innecesaria.

 

También debes comprobar los retrovisores, los faros y en el caso de que tu coche dispone de ellas, las cámaras.

 

limpiar-coche-nieve

 

6- Cómo bajar un puerto de montaña ¡fácil!

 

Usa el freno motor. En cuanto a las marchas, en pendientes, es mucho mejor utilizar marchas cortas ya que te ayudará a manejar el vehículo y los frenos se resentirán menos. La verdad es que esta recomendación es válida tanto para invierno como para verano, pero es especialmente importante en la época de frío ya que el asfalto pierde adherencia con el frío.

 

7- Ponte cómodo

 

¡Maldita sea! Te has asomado por la ventana del hotel, está nevando y tienes que coger el coche sí o sí. No te pongas nervioso, cuando vas a conducir bajo una nevada hay que tener en cuenta hasta la ropa que vamos a llevar.

 

El calzado es la clave, debes “sentir” los pedales en todo momento. Por ello te recomendamos utilizar deportivas y olvidarte de las botas de montaña, después cuando llegues ya tendrás tiempo para ponerte un calzado adecuado a la nieve. Por otro lado, la ropa debe ser ligera, que abrigue pero sin agobiarnos; tiene que permitirte realizar movimientos rápidos y cómodos al volante.

 

8- Mira más allá

 

Si ya hay que ser precavido y “leer” con antelación la carretera en situaciones de conducción cómodas, bajo condiciones invernales hay que serlo aún más. Es vital mirar más lejos de lo que sueles hacer normalmente, ver curvas con mayor antelación y realizar las maniobras antes.

 

Es decir, hay que llegar a la curva con los deberes hechos. Ya habrás tenido que reducir la velocidad, frenado lo suficiente y estar presto con el volante y acelerador para salir de la curva sin que la trayectoria nos saque de la carretera.

 

curva-con-nieve

 

9- Luces, cámara y…

 

Si estás conduciendo bajo una nevada procura llevar siempre las luces de carretera encendidas como medida de seguridad para que otros usuarios de la vía puedan verte con antelación.

 

Recuerda: bajo una nevada la visibilidad se reduce notablemente.

 

10- SOS: he pedido el control

 

¡Oh dios mío! Esperamos que este momento no llegue, pero en el caso de que pierdas el control en una carretera con nieve lo primero que debes hacer es levantar el pie del acelerador. Así las ruedas tendrán más peso y conseguirán un mejor agarre. Si tienes que frenar hazlo de forma suave y dando pequeños y ligeros pisotones al pedal.

 

Por otro lado, si el vehículo sobrevira tienes que levantar con cuidado el pie del acelerador, si lo haces de golpe solo conseguirás más sobreviraje. Acelera suavemente y gira el volante con suavidad hacia el lado donde está yendo la parte trasera del coche.

 

perder-el-control-conducir-en-la-nieve

 

Por

Deja tu comentario