Utilizamos cookies. Si estás de acuerdo continúa navegando.

Desempolva los esquís: empieza la nueva temporada

Consejos y trucos · Esquí · Snowboard

Como ya debes saber (o si aún no lo sabes) quedan menos de 60 días para que la nueva temporada de esquí comience y por ello debemos empezar a prepararnos, sobretodo los más ansiosos. Ya es hora de desempolvar tus esquís o tabla y ponerlas a punto. Poner a punto el material de esquí es muy importante y necesario ya que en cada descenso nuestro material sufre, y la propia abrasión de la nieve también resta la capacidad de deslizamiento. ¿Sabes que tu seguridad también se ve afectada?


Pero, ¿y cómo pongo a punto mis esquís? ¡Muy fácil! Si quieres saber todos los tips que debes llevar a cabo, nosotros te animamos a seguir leyendo… Además, si sigues estos consejos es probable que tu material dure muchos años más ¡genial! ¿Preparado? ¡Empezamos!



¿Qué hay que tener en cuenta?


Cuando nos referimos a material de esquí no solo pensamos en unos esquís o tabla, si no también en los bastones, las botas, la ropa, las gafas, etc.. Dicho esto, ¡manos a la obra! Abre el armario o tu trastero y rebusca.



La ropa


En cuanto a la ropa deberás de ser tú mismo el que decida qué hacer con ella, si te va pequeña, si estás incómodo con ella, si realmente no te protege del frío… ¿Cómo puedes comprobarlo? Haz un par de pruebas en casa con todo el equipo (incluido la ropa interior térmica y el forro polar) y muévete, haz los movimientos más comunes como: agacharse, levantar los brazos, girar la cadera… En un año puedes haber perdido o ganado una talla; si es así no lo dudes más y échale un ojo a los catálogos de las firmas de esquí que más te gusten.


Aquí tienes unas ideas de «oufits» para petarlo esta temporada en moda:



Consejo: vístete por capas (como si fueras una cebolla). Así podrás ajustarte a las necesidades y a las condiciones climatológicas; puede ser que durante la mañana haga buena temperatura pero ya sabes que en la montaña todo cambia en cuestión de horas.


Las botas


Para muchos, la “tortura” del bonito deporte del esquí. Son rígidas y extremadamente ceñidas al pie para protegernos de las dichosas torceduras. Son casi como un seguro de vida y por ello tenemos que invertir tiempo en ellas. En Esquiades.com te recomendamos limpiarlas bien por dentro utilizando agua fríay jabón neutro, y desinfectarlas sobretodo si hace mucho que las tienes y nunca las has limpiado.


Truco: si al meter la nariz te desmayas es porque ¡tienes que limpiarlas!


Uno de los errores más comunes es dejar las botas húmedas; esto ayuda a hacer aparecer pequeños bichitos. Para evitarlo te recomendamos guardarlas junto con unas bolas antibacterias que actuarán como desinfectante.


También hay que vigilar con el tamaño de la suela, si esta pierde grosor puede que no encaje bien en la fijación y podría saltarte el esquí en algún momento indeseado. Asimismo, si no vas cómodo con ellas ¡cámbialas! Evitarás futuros problemas y accidentes.


Skiing equipment on snow, shoes and ski


La tabla snowboard y los esquís


¡Nuestro mayor tesoro! Las tablas suelen tener la suela plagada de rayas y hay que ponerles cofix, un polietileno que se derrite para poder cubrir estas pequeñas heridas. No sufras por estas rayas, nuestros esquís o tabla se han diseñado para sufrir. Eso sí, si hay alguna raya más profunda que deja ver la fibra del esquí hay que taparlo rápidamente antes de que se humedezca y se ensanche. Asimismo, es recomendable llevar al menos una vez al año nuestros esquís o tabla a un taller profesional. Allí podrán echarte una mano 🙂


También tienes que tener cuidado con los cantos, pero ¿como se si se agarrarán bien? Un truco bien sencillo es pasar la mano de la suela hacia arriba y buscar sensación de filo, y atención porque tiene que rascar (no cortar). Y si los cantos no están en buenas condiciones no te lo pasarás bien ya que con nieve dura y hielo son los únicos que nos mantienen en pie sobre la pista. Para arreglar este pequeño problema los cantos pueden limarse, con una simple lima o con limas montada en adaptadores para ayudarnos. Nosotros te recomendamos llevarlo a un auténtico profesional ya que si no lo has hecho nunca, ya que puede ser que fastidies los esquí o la tabla.


Snowboard tuning and reapair. Winter shop worker doing base repair. Rental workshop service. Mechanic repairing a snowboard in workshop


Por otro lado, también hay que tener en cuenta las fijaciones. En cuanto a la limpieza de estas con un simple paño ya es suficiente. Además, puedes hacer una pequeña revisión visual tu mismo y comprobar su funcionamiento colocando una bota y haciéndola saltar. Si ves que algo está fallando llévalas al taller. Para cuidarlas se recomienda bajar de la dureza de la fijación (tanto de puntera como del talón) con un destornillador y al iniciarse la temporada volver a graduarlas con el número que teníamos inicialmente.


Los bastones


Los que nos ayudan a equilibrar pero también a remar cuando nos quedamos parados en una pista casi plana. ¿Que tenemos que revisar en ellos? Sobretodo el estado de la empuñadura, la correa y la roseta (lo que está en el final del bastón). Si esas partes se ven afectadas puedes cambiarlas fácilmente y aún tendrás un bastón que merece la pena. Aunque tal vez te gustaría hacerte con uno nuevo 🙂



Las gafas o máscara


Para ver si tus gafas de esquí siguen en plenas condiciones revisa el estado del foam, la almohadilla que cubre las gafas y se apoya en nuestro rostro para no dejar pasar el aire y el frío. Para asegurar que no se empañan y puedes ir deslizarte a toda velocidad sin peligro. También deberás comprobar el estado de la correa que sujeta la cabeza y las lentes, que no están demasiado desgastadas.



Bonus track: consejos para cuidar tus esquís


Si tienes un tu poder unos esquís o una tabla de snowboard más te vale saber cuidarlos, ya que para un esquiador son un tesoro. Seguramente después de un día duro y divertidísimo día de esquí vuelves a casa cansado y guardas de cualquier manera tus esquís. ¿Pero cómo debería guardarlos? Las tablas y los esquís aunque parezcan duros y pesados son un equipamiento de lo más delicado. Te dejamos unos consejos básicos para cuidar tus esquís:


  • Sécalos muy muy bien al terminar; si te fijas bien en tus esquís a los lados hay una parte metálica. Esta es muy importante que se mantenga seca cuando termines de esquiar ya que podría oxidarse y dañar el esquí y no poder volver a utilizarlos.
  • Límpialos en profundidad y deja que “respiren”; no puedes dejar todo tal y como los dejaste el día anterior hay que limpiar los esquís ya que aunque parezca que la nieve sea impoluta y limpia también alberga mucha suciedad. Y lo mismo pasa con tus botas, las gafas, etc… Hay que cuidar y mimar al material como si fueran tu hijos.
  • Usa tiras autoadherentes; esta es una opción ideal para evitar que durante el transporte las suelas choquen entre ellas.
  • Guarda el material es sus respectivas fundas; como ya debes saber llevar los esquís en la baca del coche no es lo más indicado (y menos sin su funda) ya que el aire, la humedad y la sal que salpica de la carretera puede dañarlos.
  • Mantén las suelas y los cantos bien al día; al menos una vez al año deberías encerar y afilar. Así tus esquís se deslizarán mucho mejor por la nieve y ¡parecerán unos esquís nuevos!



¿Sabías todos estos trucos/tips para cuidar y poner a punto tu material de esquí? Si es así o utilizas cualquier otro tip ¡dínoslo! Nos encantaría poder saberlo y ponerlo en práctica 🙂 ¡Un saludo!


Por

Deja tu comentario